FOLLOW US  Click to go to Facebook.  Click to go to Twitter.  Click to go to YouTube.   TEXT SIZE Click to make text small. Click for medium-sized text. Click to make text large.  
 

Conversaciones a la Hora del Café

 

PDF Version

¿Cómo afecta su fe sus puntos de vista sobre los problemas que enfrenta del mundo? ¿Cuál es la relación entre su papel como católico y su papel como ciudadano? ¿Cómo se siente llamado a responder a los problemas que le preocupan? Use las siguientes preguntas para considerar cómo está llamado a responder. Puede ser útil hablar sobre estas preguntas con un amigo, familiar o miembro de la comunidad de su confianza. Tenga listo un ejemplar de Formando la conciencia para ser ciudadanos fieles, o busque un ejemplar en línea y lea los párrafos sugeridos para inspirar su conversación.

 
¿Qué significa ser un “ciudadano fiel”?

Comience reflexionando sobre lo que significa ser un “ciudadano fiel”. ¿Diría que usted es un ciudadano fiel?

La Iglesia Católica enseña que todas las personas son creadas a imagen de Dios y gozan de dignidad. Una razón importante para nuestra participación política es ayudar a garantizar que se respete la dignidad, dada por Dios, de todas las personas.

¿Cómo puede esta perspectiva afectar la manera en que ve y entiende a las personas de su alrededor y del mundo que sufren o son vulnerables?

¿Cómo influye nuestra fe en nuestra política?

Lea los párrafos 9 a 16 de Formando la conciencia para ser ciudadanos fieles.

  • ¿Cuál es la función de la Iglesia en la política? ¿De qué maneras debería la Iglesia tratar de influenciar el ámbito político?
  • ¿Por qué las personas deberían incorporar sus creencias religiosas en sus decisiones y participación políticas? ¿Cómo influye su fe en sus perspectivas sobre diversos temas?

 

El papel de la enseñanza social católica

Los cuatro principios y los siete temas de la enseñanza social católica se resumen en los párrafos 40-56. Tómese un momento para revisar estos párrafos.

  • ¿Cuáles de los principios o temas citados le ayudan a ver los problemas difíciles de nuevas maneras?
  • ¿Cuáles de estos principios o temas cree que se olvidan con mayor frecuencia en el discurso público?

 

¿Cómo formamos nuestra conciencia?

Lea los párrafos 17-25 para más diálogo sobre la formación de la conciencia. También hay un útil folleto en línea.

  • ¿Qué elementos juegan un papel en la formación de la conciencia de una persona? ¿Qué le ayudó a desarrollar su propia conciencia en su vida?
  • ¿Cuál es la relación entre la conciencia, la virtud de la prudencia y sus decisiones políticas?
  • ¿Cómo se puede ver el “evitar el mal” y el “hacer el bien” como las dos caras de una moneda? ¿Por qué ambas cosas son necesarias para ser un “ciudadano fiel”?
  • ¿Cómo actúa personalmente para rechazar el mal y promover el bien?

Ideas para su comunidad:
1. Abordar las dimensiones morales y humanas de los asuntos públicos.
2. Compartir la enseñanza de la Iglesia sobre la vida humana, los derechos humanos y la justicia y la paz.
3. Aplicar los valores católicos a la legislación y los asuntos públicos.
4. Realizar una campaña de inscripción de votantes no partidista en propiedades de la Iglesia.

¿Sobre qué temas mencionados en el documento se siente llamado a hacer algo?

¿Alguna vez ha caído en alguna de las dos “tentaciones en la vida pública” que los obispos describen en los párrafos 27-29?

  • ¿Alguna vez ha sido testigo de una situación en la que una de estas actitudes estuvo presente? ¿Cuál fue el resultado de tales formas de pensar?
  • ¿Cómo cree que la sociedad, y la política, cambiarían si todos los católicos se comprometieran a ser “ciudadanos fieles”?

 

¿Cómo está llamado a actuar?

Como resultado de su reflexión y conversación, piense en cómo está llamado a defender la vida y la dignidad de todas las personas a través de su papel como ciudadano fiel.



By accepting this message, you will be leaving the website of the United States Conference of Catholic Bishops. This link is provided solely for the user's convenience. By providing this link, the United States Conference of Catholic Bishops assumes no responsibility for, nor does it necessarily endorse, the website, its content, or sponsoring organizations.

cancel  continue