FOLLOW US  Click to go to Facebook.  Click to go to Twitter.  Click to go to YouTube.   TEXT SIZE Click to make text small. Click for medium-sized text. Click to make text large.  
 

Modelo de Intercesiones para el Viernes Santo ante la Pandemia de COVID-19

 

En el Viernes Santo, la Liturgia de la Palabra de la Celebración de la Pasión del Señor concluye con la Oración Universal, una parte antiquísima de esta liturgia en el rito romano. Por medio de una serie de diez peticiones –cada una de las cuales está compuesta de una introducción, una invitación a la oración en silencio (a veces de rodillas), y una oración de conclusión– el Pueblo de Dios ora por la Iglesia y sus líderes y ministros, los catecúmenos que se incorporan a la Iglesia, la unidad de los cristianos, el pueblo judío, aquellos que no creen en Jesucristo, quienes no creen en Dios, los gobernantes y quienes se encuentran en alguna tribulación.

Además de estas peticiones "[c]uando hay una grave necesidad pública, el Obispo diocesano puede permitir o prescribir que se añada alguna intención especial" (Misal Romano, Viernes Santo de la Pasión del Señor, n. 13). El flagelo de la pandemia de coronavirus (COVID-19) de 2019-2020 presentó tal grave necesidad pública. Con este fin, el Secretariado del Culto Divino de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB, por sus siglas en inglés) preparó un modelo de texto para su uso o adaptación por parte de los obispos, y la Congregación para el Culto Divnio y la Disciplina de los Sacramentos de la Santa Sede más tarde ofreció su propia muestra de petición.

Con todo, la decisión de insertar una intención especial, y la composición de su texto, sigue siendo prerrogativa del Obispo diocesano. Durante las liturgias transmitidas en directo el Viernes Santo, 10 de abril de 2020, los fieles de todos los Estados Unidos quizá escucharan, con diversas variaciones, una petición extra en la Oración Universal que ruega a Dios Todopoderoso que permanezca con su pueblo durante el tiempo de pandemia, conforte a los pacientes y a quienes los cuidan y dé el descanso eterno a los fallecidos.

Incluso en momentos distintos del Viernes Santo, los textos propuestos más abajo como muestra se pueden usar o adaptar para la oración privada o en familia. Muchas diócesis también han publicado una o varias oraciones especiales durante la pandemia.


Modelo de intercesiones ante la pandemia de COVID-19

De la Santa Sede

IX b. Por quienes sufren en tiempo de epidemia

Oremos también por todos los que sufren
las consecuencias de la epidemia actual:
para que Dios Padre conceda la salud a los enfermos,
fortaleza al personal sanitario, consuelo a las familias
y la salvación a todas las víctimas que han muerto.

Oración en silencio. Prosigue el sacerdote:

Dios todopoderoso y eterno,
singular protector de la enfermedad humana,
mira compasivo la aflicción de tus hijos
que padecen esta epidemia;
alivia el dolor de los enfermos,
da fuerza a quienes los cuidan,
acoge en tu paz a los que han muerto
y, mientras dura esta tribulación,
haz que todos
puedan encontrar alivio en tu misericordia.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
R. Amén.

De la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB)

XI. Por el fin de la pandemia

Oremos, hermanos muy queridos, por un rápido final
de la pandemia de coronavirus que asola nuestro mundo,
que nuestro Dios y Padre sane a los enfermos,
fortalezca a los que cuidan de ellos,
y nos ayude a todos a perseverar en la fe.

Se ora un momento en silencio. Luego prosigue el sacerdote:

Dios omnipotente y misericordioso,
fuente de toda vida, salud y curación;
mira con piedad a nuestro mundo, abatido por la enfermedad;
protégenos en medio de los graves desafíos que nos asedian
y, en tu providencia paternal,
concede la recuperación a los afligidos,
la fortaleza a los que cuidan de ellos,
y el éxito a quienes trabajan para la erradicación de este azote.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
R. Amén.



By accepting this message, you will be leaving the website of the United States Conference of Catholic Bishops. This link is provided solely for the user's convenience. By providing this link, the United States Conference of Catholic Bishops assumes no responsibility for, nor does it necessarily endorse, the website, its content, or sponsoring organizations.

cancel  continue